Adultos

Es importante reconocer la depresión en los adultos como una enfermedad y no como un sentimiento, ya que es más que un sentimiento de profunda tristeza.

La depresión --dependiendo de su severidad-- necesita de tratamiento médico al igual que cualquier otra enfermedad. En ocasiones con psicoterapia los adultos logran salir de una depresión leve, sin embargo un gran porcentaje necesita de medicación para poder continuar con su vida y otros simplemente deciden no seguir un tratamiento.

La depresión tiene un buen pronóstico si es tratada adecuadamente en el primer episodio, por lo que hay que dejar atrás el qué dirán y reconocer el problema a tiempo. La depresión te lleva a pensamientos negativos y a pensar que existe un solo camino. Buscar una ayuda profesional es una decisión sabia y madura, dejando atrás los estigmas sociales.

Si te enfrentas a un problema podrás sobrepasarlo, pero si te escondes lo único que conseguirás es agravarlo. El enfrentar la realidad es de valientes, y el aceptar una ayuda aún más y todo el mundo merece vivir una vida plena.

Algunas personas dicen comentarios como "solo pon de tu parte y no tomes nada que te vas a volver adicto(a) a ese medicamento," pero nadie sabe lo que es sufrir de depresión, a menos que sea experimentada en carne propia. La depresión es simplemente una enfermedad que no puedes controlar que conlleva a una decisión que se tiene que tomar.

Los trastornos de ansiedad son extremadamente comunes en los adultos principalmente entre las edades de 20 a 35 años.Uno puede sentir ansiedad en diferentes momentos de la vida, sin embargo existen personalidades y enfermedades específicas más susceptibles a presentar síntomas de ansiedad. Cuando la ansiedad se vuelve persistente y se intensifica cada día más, lo que en ocasiones lleva a visitar en varias ocasiones el cuarto de urgencias, es necesario buscar ayuda con un psiquiatra o psicólogo que pueda brindarte un tratamiento adecuado (ejm: terapia y medicamentos), ya que se puede llegar a un punto de frustración total cuando los exámenes todo el tiempo arrojan resultados normales y no se encuentra la causa precisa del malestar. Por otra parte, el trastorno de estrés postraumático (TEPT) , que se ubica dentro de los trastornos de ansiedad, es la aparición de una serie de síntomas después de haberse expuesto a una situación traumática como desastres naturales, incidentes de violencia, violaciones, entre otros.

En muchas ocasiones, como en charlas, péliculas o historias de personalidades importantes habrás escuchado sobre el Trastorno Afectivo Bipolar (TAB), y es porque estas personas dentro de su enfermedad son muy productivas, artísticas y con un tratamientoadecuado pueden llevar una vida normal. En el mundo artístico este trastorno va de la mano con alguna adicción, creando problemas evidentes en su medio y en sus vidas en general.

El TAB se presenta en adolescentes y adultos y se caracteriza por la presencia de cambios fluctuantes en el estado de ánimo y niveles de actividad profundamente alterados. Con una exaltación del estado de ánimo y un aumento de la vitalidad por un lado en su fase maníaca, este trastorno a la vez refleja --en su fase hipomaníaca-- una disminución del estado de ánimo y un descenso de la vitalidad y de la actividad (depresión).

Se busca que el paciente reconozca al llegar a la consulta que sus conductas le crean dificultades en su vida diaria y que algo no anda bien.

Usualmente buscan la ayuda en la fase depresiva, por lo que en ocasiones el diagnóstico puede ser errado y el tratamiento equivocado. Al igual que otras enfermedades se presentan recaídas, pero si se logra una buena consciencia y adherencia al tratamiento el pronóstico es bastante satisfactorio tanto para el paciente como para sus familiares. Sin tratamiento el deterioro es progresivo y crónico al igual que su calidad de vida.

La esquizofrenia y las enfermedades afectivas son dos entidades distintas y en ocasiones con algunos síntomas similares por lo que tiende a confundirse. Es importante establecer los criterios, diagnósticos, evaluar la evolución del paciente y así ofrecer el tratamiento apropiado.

Algunos autores han propuesto que el trastorno esquizoafectivo representa un puente entre los trastornos afectivos y la esquizofrenia, ya que contiene criterios de ambas enfermedades.

Para muchas personas y adultos en general, el decir "trastorno mental" es igual a esquizofrenia, y por muchos años era el diagnóstico más frecuente; sin embargo, con los avances y estudios a lo largo del tiempo menos pacientes son diagnosticados como tal. No todas las personas que experimentan alucinaciones visuales o auditivas tiene esquizofrenia. En estadíos iniciales puede cursar incluso con ansiedad y depresión, por lo que el factor tiempo es necesario para el diagnótico deferencial con otras patologías.

La esquizofrenia es una enfermedad mental de causas multifactoriales, por lo que para llegar a su diagnóstico hay que realizar un analisis integral del paciente.

Es una entidad bio-psico-social que repercute intensamente en la calidad de vida de los individuos que la padecen, causando grandes pérdidas económicas y familiares. En los Estados Unidos es la principal causa psiquiátrica de incapacidad laboral. Esta entidad afecta el funcionamiento global del paciente de manera progresiva dejando muy pocas posibilidades de recuperarel nivel de funcionamiento previo.

Con los nuevos medicamentos su pronóstico es un poco mejor, dependiendo del tipo de esquizofrenia y de cada caso en particular. Los talleres de rehabilitación psicosocial son de vital importancia como complemento al tratamiento y a la vezposibilitan un mejor desempeño y productividad en la sociedad.

Una enfermedad que se desarrolla en los niños y adultos creando mucha angustia es el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC). El TOC se caracteriza por pensamientos repetitivos incontrolables (obsesiones), los cuales lo llevan a acciones (compulsiones).

El tema de la contaminación por gérmenes es el más común. Lo significativo es que la persona no controla los persamientos --y en ocasiones sabe que no tienen sentido-- pero no los puede frenar, interfiriendo esto con su vida cotidiana creando mucho malestar y ansiedad marcada. Puede coexistir con otro trastorno como depresión, trastorno alimentario, déficit atencional o del aprendizaje haciendo más difícil su tratamiento.

La psicoterapia y tratamiento farmacológico son muy efectivos cuando los pacientes reconocen su problema como adultos, sin embargo, en niños la recuperación depende mucho de la colaboración y aceptación de los padres. Hay que tener presente que cuanto más temprano se reconozca y diagnostique una enfermedad mental (ya sea en la niñez, adolescencia o como adultos) mejor será su pronóstico y evolución, por lo que se debe buscar la ayuda necesaria a tiempo. Nunca una noche ha vencido el amanecer, y nunca un problema ha vencido la esperanza. No pierdas la fé y busca la ayuda que necesites, ya sea para ti o para alguien que aprecies.

Niños, adolescentes, adultos, ancianos, cualquier edad merece ser tratada con calidad y excelencia!

Comentarios

¿Tiene algo que decir sobre lo que acaba de leer? ¡Deje un comentario rápido en el recuadro inferior!

#depresiónparatodos

Para el video completo haga click aquí.